Snooker y Ajedrez: ¿primos hermanos o lejanos?

El snooker, una de las modalidades inglesas del billar, es jugado por lo ancho y largo de este mundo.

En España, aunque sigue predominando el billar americano y el de carambola, aumenta poco a poco su interés gracias a las retransimisiones de Eurosport y al número (todavía reducido) de lugares que facilitan la práctica de este deporte.

El ajedrez, deporte más mental que físico (aunque se queman calorías a lo largo de una partida complicada y prolongada en el tiempo), también de reconocimiento global, cuyo origen se remonta a los alrededores de la India, tiene una mayor capacidad de atracción a todas las personas, pues en casi cualquier sitio hay algún club donde jugar, un café en el que poder hacer tablas o un parque donde sentarse a organizar celadas, defensas y ataques.

Pero, ¿qué pueden tener en común estas dos maneras divertidas de pasar una tarde entera de fin de semana? Aunque en un primer golpe de vista pueda parecer que nada, al adentrarnos un poco en sus características, estrategias, tácticas y valores encontramos unos cuantos aspectos en común, que aplicados de forma correcta pueden complementar ambas actividades o también, desde un enfoque interdisciplinar, contribuir al desarrollo de habilidades físicas y mentales para otros contextos, incluido el educativo.

Los espacios de juego: por un lado, un tablero, generalmente cuadrado, con 64 casillas alternas blanco y negro; por otro lado, un rectángulo de 3.5m de diagonal.

Las piezas, por una parte, todas esféricas, con diferentes valores; por otro lado, 32 piezas de diferente índole, juegan sus diferentes roles en el campo de juego.

Las diagonales, lineas importantes existentes tanto el tablero de ajedrez como la mesa de snooker, aparecen a menudo ocultas al primer golpe de vista, mas son tremendamente importantes, bien sea para jugadas relacionadas con casillas atacadas y atacables por dama, rey y alfil, como para calcular tiros con banda en el snooker, pues es sabido que en una mesa en condiciones óptimas, si una bola golpea una banda sin llevar efecto alguno, comprenderá los dos lados iguales de un triángulo isósceles.

Desde un punto de vista más profundo aparecen la estrategia y la táctica, cuya utilidad es, respectívamente, a largo y corto plazo, planear las posibles jugadas y combinaciones a realizar. Se pueden dar situaciones de juego cerrado y abierto en ambos casos. en partidas de nivel más principiante se tenderá a posiciones más abiertas, con grandes espacios, de carácter principalmente ofensivo, donde las piezas y las bolas tengan un mayor dinamismo y, en partidas de nivel más avanzado, en cuyas posiciones se hará un juego más delicado. Los procesos de cálculo, planteamiento de hipótesis, resolución de problemas, razonamiento lógico tienen bastante simiiltud, pues activan las mismas zonas del cerebro y es necesario valorar cuantas más variables mejor para hallar la mejor respuesta al momento en que nos encontremos.

Ambos casos son ejemplos de actividades que se pueden llevar a cabo para trabajar tanto la mente como el cuerpo. Ya lo pensaban los latinos, cuando decían "mens sana in corpore sano".

Quotefancy 3816700 3840x2160